Expocición realizada por el grupo #3 el día 11/10/11

 

TIEMPOS MODERNOS

CAUSAS:

A fines del siglo XV se produjo un acontecimiento de gran importancia para el desarrollo de la humanidad, navegantes europeos llegan a América e inician su colonización. En Europa se iniciaba el proceso histórico que se conoce con el nombre de Renacimiento y que constituyó un desarrollo general en todos los órdenes. Europa occidental gozaba en aquellos tiempos de una amplia superioridad cultural y material sobre el resto del mundo, y ese hecho va a permitir su predominio durante los cinco siglos siguientes.

En esta etapa, las instituciones feudales, en constante decaimiento, dieron paso a paulatinas transformaciones que incluyeron desde el desarrollo de las artes y las ciencias hasta la organización religiosa; en suma, el reordenamiento de todas las actividades humanas. Surgieron entonces nuevos sistemas políticos, sociales y económicos, se produjo un sorprendente desarrollo de la instrucción que alcanzó a vastos sectores populares –analfabetos hasta entonces- y se completó el conocimiento de la Tierra.

El motor que impulsó tales transformaciones fue el cambio del propio pensamiento humano, dedicado preferentemente, a partir de ese momento al conocimiento del Hombre y de todos sus intereses. La iniciación de los tiempos modernos no se dio en fecha precisa ni en todos los países al mismo tiempo, ya que tales transformaciones se fueron produciendo paulatinamente. Con todo, y como simple conveniencia práctica, se toman algunos acontecimientos entonces ocurridos, como punto de partida de esa nueva etapa histórica. Entre esos hechos figuran la Caída del Imperio Bizantino en poder de los turcos (1453), el Descubrimiento de América (1492), la Reforma Protestante (hacia 1530) y otras.

Lo mismo puede decirse en cuanto a la conclusión de esta etapa histórico: casi unánimemente se admite que los Tiempos Modernos llegaron a su fin, a raíz de la Revolución Francesa, iniciada en 1789, para dar paso entonces a nuestra actual Edad Contemporánea.

Los tiempos modernos en nuestro país

La Edad moderna fue de capital importancia para el Continente Americano y en particular para nuestro país. Si bien es cierto que en las Edades anteriores –la Antigua y la Medieval- nuestros pueblos autóctonos vivían su cultura prehistórica, cabe recordar que en tos tiempos modernos América fue colonizada por los europeos.

En cuanto a nuestro territorio, fue en esos tiempos cuando se produjo la llegada europea y la posterior ocupación, el surgimiento de las primeras poblaciones y la adopción de nuestras primeras instituciones políticas y sociales. Para nosotros los Tiempos Modernos coinciden con el “período colonial” de nuestra historia. A su término, en los comienzos de la Edad Contemporánea, se iniciaría nuestra vida independiente.

 

Los tiempos modernos surgen de la Edad Media

FACTORES

Las Reformas que caracterizaron a la Edad Moderna tienen sus raíces en los últimos tiempos de la Era Medieval y se vieron favorecidos por diversos factores que crearon el ambiente propicio para tales cambios. Entre tales cabe señalar:

Þ            El desprestigio del sistema feudal, basado en los privilegios de los señores y en el agobio de siervos y campesinos.

Þ            El fortalecimiento de las Monarquías y su empeño en fortificar el sentido de la nacionalidad, inexistente en el Medioevo.

Þ            El auge de la Burguesía, enriquecida por el comercio y las actividades capitalistas. El apoyo prestado por esta clase social a la Monarquía, posibilitó su triunfo frente a los señores feudales.

Þ            La formación de grandes riquezas concentradas en pocas manos gracias al desarrollo económico, como Bancos, Sociedades Comerciales, Compañías y Bolsas.

Þ            Los adelantos técnicos referidos sobre todo a la navegación, como nuevas naves, instrumentos de marinería y cartas náuticas que facilitaron la relación entre los países, sobre todo con Oriente.

Þ            En cuanto a la Reforma religiosa, fue facilitada por la pérdida del prestigio eclesiástico y el decaimiento d ela vida cristiana tanto entre los miembros del clero como entre los fieles.

CAUSAS DE LOS DESCUBRIMIENTOS

Entre las consecuencias científicas se encuentra el cambio de concepción del universo hasta entonces aceptado. Quedó demostrado prácticamente que el mundo no era lo que habían supuesto los geógrafos medievales y los escritores de la Antigüedad.
Esta demostración significó un poderoso estímulo al espíritu de crítica y de análisis.

Asimismo, el saber astronómico se renovó y se hizo más fecundo como consecuencia de los descubrimientos.
Esta curiosidad científica culminó con la teoría heliocéntrica de Copérnico, que decía que la Tierra no era el centro del sistema planetario.

Los resultados de los grandes descubrimientos dieron un inmenso impulso a la economía europea. El comercio progresó notablemente como resultado de la apertura de la ruta directa por Africa y las Indias Orientales y el descubrimiento de América. Afluyeron a Europa enormes cantidades de especias de oriente y productos americanos desconocidos (papa, tabaco, cacao, maíz, etc.), y también oro y plata. De esta manera, Europa adquirió la hegemonía económica del mundo, que se afianzó cada vez más durante los tiempos modernos.

La apertura de nuevas rutas y el descubrimiento de América afectaron la estructura política de Europa. En efecto, con el traslado del comercio marítimo desde el Mediterráneo al Atlántico perdieron poder los importantes puertos italianos (Venecia y Génova), en beneficio de los estados atlánticos de España y Portugal. Más tarde, Francia, Inglaterra y Holanda, en competencia con las naciones ibéricas, se convirtieron en grandes potencias mundiales.

CAUSAS ECONOMICAS

A partir de la tercera división del trabajo en la comunidad primitiva, se logra iniciar una evaluación del impacto del hombre sobre su medio ambiente, desde la perspectiva de un desarrollo económico cuya finalidad es la de buscar calidad de vida y satisfacer necesidades. Pero para alcanzar estos objetivos el ser humano causa la destrucción de su ambiente; pero sólo en los tiempos modernos se ha iniciado un rescate oportuno en la salvaguarda de los recursos naturales.

Pero una primera idea que se debería autocuestionar es ¿por qué causar el deterioro del medio ambiente?, para responder se puede hacer alusión a diversas causas, la más común, sería por una falta de respeto implícita en la cultura de la sociedad, la carencia de ética, o el simple posicionamiento de “no hacer nada”. El cuidado de los recursos naturales no requiere de una actitud pasiva, sino de un trabajo activo e inmediato, por medios que realmente propongan soluciones y no agraven la condición actual.

Las mejores propuestas para alcanzar la protección y preservación del medio, es en la concientización de las personas en sus ámbitos de consumo, y de la responsabilidad inherente de las instituciones privadas y públicas a crear incentivos que conduzcan a los consumidores a tomar decisiones en una dirección determinada.

Las empresas deben implementar medidas estratégicas que evalúen los efectos sociales, tecnológico – culturales, económicos y ecológicos, que permitan crear una cultura ambiental, y olvidarse de ganancias que se obtengan a expensas del medio ambiente. Así como los grandes corporativos establecen un costo social, deberían comenzar a considerar un costo ambiental, en donde las actividades sean en pro del medio ambiente e inclusive complementarias.

Por otro lado, no sólo las empresas son fuente de contaminación, los consumidores individuales contribuyen a esta problemática de una manera potencial, un ciudadano no cuenta con un registro contable que le permita conocer la utilidad o pérdida que le ocasiona contaminar, pero sí conoce las consecuencias de hacerlo.

Cualquier estructura económica producirá un impacto ambiental destructivo si los incentivos no están encaminados a evitarlo. El incentivo es una ganancia adicional que influye sobre el comportamiento de las personas, por ejemplo una persona que esta acostumbrada a tirar desechos de aluminio a la calle, de pronto se da cuenta que le resulta más rentable juntarla y venderla para su reciclaje. Otros aspectos que influyen en el comportamiento de las personas son los factores psicológicos como la autoestima o la satisfacción de haber realizado una acción positiva.

Pero un incentivo económico tiene implicaciones más sobresalientes, ya que éstos representan problemas microeconómicos y macroeconómicos. En el primer caso tiene que ver con el comportamiento de los individuos o microempresas, firmas contaminadoras y firmas reguladoras de impacto ambiental. En el caso macroeconómico se refiere a las reformas estructurales reflejadas en un desarrollo del país visto como un todo. Estos dos aspectos resultan de vital importancia para poder emitir políticas ambientales coherentes con la coyuntura económica.

Otro aspecto que ha cobrado importancia en el campo de la economía ambiental es la correlación de los impactos del crecimiento económico en la calidad ambiental, esta problemática tiene infiltraciones serias en el comportamiento de los consumidores y en la planeación económica familiar. Uno de los principales foros donde se evalúan estos temas de manera crítica y objetiva es en la Organización de las Naciones Unidas, tanto por los países desarrollados como por los subdesarrollados dependientes y atrasados.

CRISTOBAL COLON Y LA RUTA AL OESTE

La expresión Descubrimiento de América se usa habitualmente para referirse a la llegada a América de un grupo expedicionario español que, representando a los Reyes Católicos, partió desde el Puerto de Palos de la Frontera, comandado por Cristóbal Colón, y llegó el viernes 12 de octubre de 1492 a una isla llamada Guanahani. Los viajes de los portugueses a India siguiendo la costa Africana significaron un estímulo para otros navegantes europeos que creían que era posible llegar a las regiones del Asia oriental navegando hacia el oeste. Cristóbal Colón fue partidario de esta hipótesis. Apoyado por la monarquía española, organizó un viaje de exploración que lo condujo a la costa americana en 1492. Cristóbal Colón creía que había llegado al continente asiático, denominado por los europeos Indias y murió sin saber que había llegado a un continente desconocido por los europeos.

La expresión “descubrimiento de América” para referirse a la llegada de Colón al continente americano ha sido criticada por diversos sectores, culturas y estudiosos, dando lugar a un amplio y apasionado debate. En este artículo se adopta como significado del término, todos los viajes realizados por Colón a América, el encuentro de los españoles con las culturas americanas que habitaban esas tierras, así como las relaciones y conflictos inmediatos entre indígenas y españoles que ese encuentro produjo.

Se trata de uno de los momentos cumbres de la historia universal porque significó el encuentro de dos mundos humanos que se habían desarrollado independientemente, sin que uno conociera la existencia del otro.[1]

En el artículo se distingue claramente el acto mismo del descubrimiento, entendido como una serie de viajes que hicieron los primeros españoles que llegaron a América y su dimensión de encuentro entre culturas, del posterior proceso histórico conocido como conquista de América que los europeos realizaron a continuación. Las consecuencias de este encuentro entre dos mundos fueron dramáticas para los nativos americanos, llegando a producirse la muerte de millones de personas (guerras, esclavitud y, sobre todo, enfermedades) y la desaparición de culturas.

EL CANO Y LA PRIMERA VUELTA AL MUNDO

Partida de la expedición

Vista de Sanlúcar en 1567, dibujada por Antonio de las Viñas.

Nave Tonelaje Tripulación
Trinidad 110 55
San Antonio 120 60
Concepción 90 45
Victoria 85 42
Santiago 75 32
Total: 234

La expedición estaba formada por cinco naves con 265 hombres[1] al mando de Magallanes, en la nave capitana, la Trinidad; las otras cuatro: San Antonio, Victoria, Santiago y la Concepción, donde iba Elcano. El segundo de a bordo era el español Juan de Cartagena. La intención era encontrar un paso marítimo hacia los territorios de las Indias Orientales y buscar el camino que, recorriendo siempre mares castellanos (según el Tratado de Tordesillas), llegase a las islas de las Especias (Molucas), lo que era la llamada ruta hacia el oeste, que ya había buscado Cristóbal Colón sin éxito.

La escuadra anunció su partida en Sevilla el 10 de agosto de 1519, descendiendo por el Guadalquivir hasta llegar a Sanlúcar de Barrameda, puerto que da al océano Atlántico.[2] Durante las siguientes semanas, Fernando de Magallanes y los capitanes de las naos iban y venían a Sevilla en sus falúas para atender diversos imprevistos y allanar algunas dificultades mientras se acabó de avituallar la escuadra. El propio Magallanes otorgó testamento en Sevilla el 24 de agosto.[3]

Continuando el descenso del Betis, se pasa cerca de Coria y algunas otras aldeas hasta San Lúcar… Ahí es donde está el puerto que da al océano… Algunos días después, el comandante en jefe y los capitanes de las otras naves se vinieron en las chalupas desde Sevilla hasta San Lúcar, y se acabó de vituallar la escuadra. Todas las mañanas se bajaba a tierra para oír la misa en la iglesia de N. S. de Barrameda; y antes de partir, el jefe determinó que toda la tripulación se confesase, prohibiendo en absoluto que se embarcase mujer alguna en la escuadra.

Primer viaje alrededor del globo. Antonio Pigafetta.[4]

La expedición zarpó de Sanlúcar de Barrameda el 20 de septiembre de 1519,[1] [5] puerto que sería también el punto de regreso tras completar la primera vuelta al globo.[6] Iniciado el viaje, la primera escala tuvo lugar en Tenerife (islas Canarias), continuando la travesía atlántica pasando frente a las islas de Cabo Verde y las costas de Sierra Leona.

Mapa del primer viaje de circunnavegación mundial, con salida y llegada en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), España.

En América, el primer punto donde tocó tierra fue en la Bahía de lo que hoy es Río de Janeiro el 13 de diciembre de 1519. Después tocó en el estuario del Plata, en marzo de 1520 y a continuación llegaron a la bahía de San Julián, que exploraron en busca de un posible paso. Viendo que allí no existía comunicación con el Mar del Sur, fueron costeando el litoral de la Patagonia, refugiándose para pasar el invierno de 1520 en el Puerto de San Julián.

 

 

 

Sublevación durante la invernada

Estrecho de Magallanes (Mapa de Jodocus Hondius).

Durante la invernada, los capitanes Juan de Cartagena, Antonio de Coca, Gaspar Quesada y Luis de Mendoza se amotinan contra el Almirante por desacuerdo con el mando y pretenden regresar España por considerar que la expedición había fracasado. Entre los amotinados estaba Juan Sabastián Elcano, quién precisamente cosechó todos los honores y dignidades de la hazaña de Magallanes. Esta insurrección fue reprimida con la muerte de los capitanes Mendoza y Quesada. En este invierno también se perdió la nave Santiago. Continuó la expedición hasta el extremo meridional del continente y, entre el 21 de octubre y el 28 de noviembre, pasó el estrecho que une los dos océanos, cruzarlo fue muy difícil, dado lo complicado del terreno. Para ello una nave se adelantaba en exploración buscando el mejor camino y volviendo sobre sus propios pasos para hacerse seguir por el resto hasta la zona explorada. Una vez terminadas estas minuciosas etapas consiguieron salir del «laberinto» hacia el océano Pacífico. El estrecho lleva el nombre de su descubridor, estrecho de Magallanes, aunque él le bautizó como estrecho de Todos los Santos.

Islas de los Ladrones

El 21 de noviembre de 1520 surcaba la expedición, por primera vez, aquel Mar del Sur que, por lo serena y tranquila que estaba su superficie, recibió el nombre de Pacífico. Con sólo tres naves, ya que la San Antonio se había sublevado antes de cruzar el estrecho y había regresado a España, se aventuró la heroica escuadra por aquel vasto mar. La mala suerte de Magallanes quiso que en el largo derrotero de tres meses entre el estrecho de Magallanes y las islas Marianas no descubriera ningún punto de tierra firme, por lo que la hambruna y el escorbuto azotaron a su tripulación, hasta el punto de que se pagaban cuantiosas monedas por una simple rata para devorar. El agua se pudrió, apareció el escorbuto y los hombres comían incluso cuero reblandecido y serrín. Pigafetta relata:

La galleta que comíamos ya no era más pan sino un polvo lleno de gusanos que habían devorado toda su sustancia. Además, tenía un olor fétido insoportable porque estaba impregnada de orina de ratas. El agua que bebíamos era pútrida y hedionda. Por no morir de hambre, nos hemos visto obligados a comer los trozos de piel de vaca que cubrían el mástil mayor a fin de que las cuerdas no se estropeen contra la madera… Muy a menudo, estábamos reducidos a alimentarnos de aserrín; y las ratas, tan repugnantes para el hombre, se habían vuelto un alimento tan buscado, que se pagaba hasta medio ducado por cada una de ellas… Y no era todo. Nuestra más grande desgracia llegó cuando nos vimos atacados por una especie de enfermedad que nos inflaba las mandíbulas hasta que nuestros dientes quedaban escondidos….

Antonio Pigafetta. Cronista de la expedición

Ya en las islas Molucas, el 6 de marzo de 1521, cuando ya la tripulación estaba diezmada por el hambre, abordaron la isla de Guaján, perteneciente ahora al archipiélago de las Marianas, que ellos llamaron islas de los Ladrones.

 

 

 

 

Islas Filipinas

A pesar que Fernando de Magallanes no intentó circunavegar el mundo y murió a mitad de camino es, en ocasiones, más recordado que Elcano.

El 16 de marzo llegaron a Samar, lo que significó el descubrimiento de las islas Filipinas, que Magallanes llamó de San Lázaro y en el islote de Mactán, el propio Magallanes, al querer someter a la fuerza a los indígenas, murió combatiendo el 21 de abril de 1521. A su sucesor, Duarte Barbosa, lo mataron a traición en Cebú, junto a 30 de sus hombres en un banquete trampa organizado por el Raja. El resto de la expedición cargó de especias las naves Victoria y Trinidad y quemaron la Concepción.

Juan Sebastián Elcano

En Mindanao fue elegido jefe de la expedición Gonzalo Gómez de Espinosa y al frente de la nave Victoria, se puso de capitán Juan Sebastián Elcano, que después de tocar en las islas Molucas, objeto del viaje, emprendió su regreso a España. La Trinidad navegaba mal y se quedó en el puerto de Tidore para ser reparada y volver por el Pacífico hasta Panamá.

Elcano, al mando de la Victoria, atravesó el océano Índico y dando la vuelta a África, completó la primera circunnavegación del globo, al llegar al puerto de partida, Sanlúcar de Barrameda, el 6 de septiembre de 1522. Finalmente, el 8 de septiembre, fue descargada en Sevilla la única nave que regresó.

Gracias a la Providencia, el sábado 6 de septiembre de 1522 entramos en la bahía de San Lúcar… Desde que habíamos partido de la bahía de San Lúcar hasta que regresamos a ella recorrimos, según nuestra cuenta, más de catorce mil cuatrocientas sesenta leguas, y dimos la vuelta al mundo entero,…..El lunes 8 de septiembre largamos el ancla cerca del muelle de Sevilla, y descargamos toda nuestra artillería.

Primer viaje alrededor del globo. Antonio Pigafetta.[4]

La carga de especias que trajo en la nao Victoria cubrió con creces los gastos de toda la expedición (cinco naves en total).[7]

Pérdidas humanas

De los 265 hombres que salieron en la flotilla que capitaneada por Fernando de Magallanes, a 18 les cupo la suerte de poder regresar a su Patria al mando de Elcano, después de haber vencido los temporales de toda la redondez de la Tierra; el hambre y las privaciones les habían convertido en espectros.
Otros cuatro hombres de los 55 de la tripulación original de la Trinidad, que había emprendido una ruta de regreso distinta desde las Filipinas, regresaron finalmente a España en 1525.

 

 

 

 

Supervivientes de la expedición

Escudo de Sanlúcar de Barrameda.

Detalle mapa de Ortelius, año 1590.

Placa conmemorativa de los hombres que retornaron a Sanlúcar de Barrameda tras la primera circunnavegación.

Estos dieciocho hombres regresaron a Sanlúcar en la Victoria, en 1522, y figuran en una placa conmemorativa en la fachada del Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda.

Nombre Puesto
Juan Sebastián de Elcano, de Guetaria Capitán
Francisco Albo, de Axio Piloto
Miguel de Rodas, de Rodas Piloto
Juan de Acurio, de Bermeo Piloto
Antonio Lombardo (Pigafetta), de Vicenza Sobresaliente
Martín de Yudícibus, de Savona Marino
Hernando de Bustamante, de Mérida Marinero y barbero
Nicolás el Griego, de Nauplia Marinero
Miguel Sánchez de Rodas, de Rodas Marinero
Antonio Hernández Colmenero, de Huelva Marinero
Francisco Rodríguez, portugués de Sevilla Marinero
Juan Rodríguez, de Huelva Marinero
Diego Carmena, de Bayona Marinero
Hans, de Aquisgrán Cañonero
Juan de Arratia, de Bilbao Grumete
Vasco Gómez Gallego el Portugués, de Bayona Grumete
Juan de Santandrés, o de Santander, de Cueto Grumete
Juan de Zubileta, de Baracaldo Paje

Reconocimiento de la hazaña

Estatua de Juan Sebastián Elcano en Guetaria.

La primera vuelta al mundo se había terminado, y con ella se demostraba prácticamente la redondez de la Tierra, ya que marchando siempre en la misma dirección, se llegaba al punto de partida. El emperador Carlos I, al recibir a Juan Sebastián Elcano, le dio por escudo un globo con la leyenda: “Primus circundedisti me”. A España le cabía la gloria de haber descubierto dos de las cinco partes del mundo y el haber medido la magnitud del mismo con las quillas de sus naves.

Acción española en el Pacífico

Más tarde Álvaro de Saavedra y Ortiz de Retez descubren Nueva Guinea; Váez de Torres el estrecho que separa Australia de Nueva Guinea, que desde entonces lleva su nombre; Ruy López de Villalobos explora las Carolinas, las Hawái y las Filipinas que serían sometidas por Legazpi; Toribio de Salazar hace lo propio con las Carolinas y las Palaos; Quirós descubre Tahití; Mendaña las islas Marquesas, etc. Muchos autores asignan a Quirós la invención de la palabra “Australia” en la creencia que él nombró sus islas “Australia del Espíritu Santo”, mientras que realmente las llamó Austrialia del Espíritu Santo.

OTROS DESCUBRIMIENTOS

Los viajes descubridores.
-Descubrimientos portugueses: La meta es la India, en busca de oro, especias y esclavos, por lo que se bordea África.
Enrique el Navegante (1394-1460) reune un centro impulsor de las expediciones marítimas.
1487 Bartolomé Diaz dobla por primera vez el cabo de Buena Esperanza, quedando así abierto el camino a la India.
1498 Vasco de Gama llega al puerto de Calcuta, India.
Portugal monopoliza el tráfico mercantil de la zona, pasando a convertirse en un poderoso imperio colonial.

-Descubrimientos hispanos: Deben intentar la única opción de ruta que les queda tras la actuación de Portugal, por occidente, atravesando el Atlántico.
Tratado de Alcacobas-Toledo (1481) entre España y Portugal, en donde acuerdan respeto.
Cristóbal Colón defiende ante los Reyes Católicos la teoría de posibilidad inmediata de efectuar descubrimientos de tierras e islas en el Atlántico, navegando con rumbo hacia occidente, ante lo cual se firman las Capitulaciones de Santa fe (1492) , contrato que hablaba de las condiciones del viaje.
En la tripulación de Colón destacan los hermanos navegantes Pinzón y el cartógrafo Juan de la Cosa, con quienes aborda las islas del Caribe en 1492.
Otros viajes de Colón:
-1443 viaje que penetra en Cuba y Jamaica.
-1498
llega a la desembocadura de Orinoco.
-1502
desembarca en Honduras y Panamá.
Colón muere convencido de que el Nuevo Continente era el Extremo Oriente, es decir, las Indias.
Magallanes
consigue descubrir el estrecho que lleva su nombre en el Océano Pacífico y llegar a Filipinas en donde es asesinado por nativos. Su lugarteniente, Sebástian Elcano, logra regresar en 1522 siguiendo la ruta oriental portuguesa, es decir, bordeando el cabo africano de Buena Esperanza; se ha realizado la primera vuelta al mundo de la historia.
A partir del siglo XVI España inicia un extenso imperio que perduraría durante el siglo XVI y gran parte del XVII y XVIII.

-Los viajes menores:
-Alonso de Ojeda a Venezuela (1499).
-Vicente Yáñez Pinzón a Amazonas (1500).
-Vasco Nuñez de Balboa descubre el Océano Pacífico (1513).
-Juan Díaz de Solís que llega a Mar del Plata (1516).
También hay conquista de nuevos territorios:
-Hernán Cortés, México (1519).
-Francisco Pizarro, Perú (1531-1533).
-Pedro de Valdivia, Chile (1540- 1557).
Proliferan los descubrimientos en el O. Pacífico, destacando el de Nueva Guinea por Álvaro de Saavedra.
Portugueses exploran Brasil en 1500. Ingleses llegan a Terranova en 1497 por mediación del Caboto. Franceses llegan al río San Lorenzo en 1535 por mediación de Cartier.